Proyecto ecoturístico para los Pueblos del Sur de la Ciudad ¿desarrollo o despojo?

El proceso de urbanización de la ciudad de México responde a los intereses de una minoría, que son: el gobierno encabezado por Miguel Ángel Mancera, empresas (nacionales y transnacionales) y los 30 mil millonarios que habitan en la misma. La actuación por parte de los dos últimos jefes de gobierno del DF Marcelo Ebrad y Miguel Ángel Mancera aceleraron el despojo del territorio, la vorágine inmobiliaria y la destrucción de espacios naturales de pueblos originarios, barrios y colonias, y la privatización de la red de infraestructura y de servicios.

Si sigue esta dinámica se avecina el colapso de la ciudad porque se agudizan las problemáticas sociales y ambientales. En los primeros meses del 2016, se ha visto el inicio del cambio climático presentándose vientos atípicos con mucha fuerza, granizos de mayor tamaño, lluvias atípicas con mayor intensidad, aumento de la temperatura, etc, vamos hacia un colapso ambiental.

En este contexto, la Coordinación del Sur integrada por la Coordinación de Pueblos y Barrios Originarios y Colonias de Xochimilco, el Frente Autónomo Xochimilco, la Coordinación de Asambleas de los Pedregales de Coyoacán, comuneros de Magdalena Contreras, el Comité del DF de la Constituyente Ciudadana y Popular, la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, Agua para tod@s, Agua para la Vida y el Movimiento Popular de Pueblos y Colonias del Sur hacen un llamado urgente pueblos, barrios, colonias, organizaciones, movimientos, académicos, universidades, investigadores a organizarnos y estar articulados desde lo local y regional (Milpa Alta, Xochimilco, Tlalpan y Magdalena Contreras) para defender el territorio y la vida.
Esta lucha coordinada será muestra de la resistencia de los pueblos al revitalizar la memoria histórica para defender lo común, porque de manera sistemática se busca que las comunidades olviden el despojo, la injusticia, la violencia para ser serviles a los intereses de la minoría. Se tendrá que partir de la realidad y con herramientas como el análisis del impacto social permitir que la comunidad tenga claridad sobre la estrategia de imposición de los proyectos que no responden al bien común del pueblo y buscan destruir la vida comunitaria.

Se luchará desde los pueblos, barrios y colonias, por:

– un cambio de modelo de “ciudad”
– la libre autodeterminación
– la gestión comunitaria de los bienes comunes y servicios
– la organización democrática participativa y comunitaria
– el equilibrio ecosistémico de la cuenca
– lo proyectos generados por la misma comunidad

-La construcción de una constituyente independiente a partidos políticos, desde los pueblos y la ciudadanía en general, en el que se plasmen y profundicen los puntos anteriores.

13103275_1251652048196237_3054560993197198933_n.jpg